IMG_1324.PNG

“El habitar es la manera como los mortales son en la tierra”

La Urs 

Por:     Gio

Hace unos días encontré una foto entre mis archivos. Estábamos en medio de tu habitación, desnudas, sostenías una vieja guitarra y yo estaba sentada a tu lado. Tus cabellos castaños caían hacia atrás y los dientes chuecos se asomaban por tu hermosa sonrisa, mientras mis ojos obscuros no te quitaban la vista de encima. Recuerdo que después de esa foto corriste al otro lado de la habitación y trajiste ese feo sombrero de paja que usabas cuando salíamos a pasear, lo colocaste sobre mi cabello, y acomodaste los mechones más largos sobre mis pechos. “Para que se vea más natural” dijiste. Tomamos otro par de fotos y lo que pasó después se ha convertido en un recuerdo. 
Tu casa significó un hogar para mí, no había nada que ocultar entre nosotras, nos encantaba pasear desnudas, fumar en el jardín y bailar mientras cocinábamos la cena. Tu cuerpo y el mío construyeron un espacio en el que podíamos habitar, porque a final de cuentas, habitar es construir (como dice Heidegger, al que sé que odias por fascista). En el espacio que construimos no había lugar para la pena, el pudor o los complejos.
Agradecías todos los días porque ese cuerpo tuyo te dejaba sentir, pasear, conocer, pintar, bailar, cocinar y, también, porque gracias a él conocías el dolor, la resaca y la tristeza. 

 

IMG_1550.jpg
image_6483441 (3).JPG

La atmósfera que tú y yo construimos era la misma que se siente cuando ves las fotografías que realizó la Urs, llamado: Autorretratos Pilosos. Los cuerpos desnudos, habitando y ocupando el espacio, adueñándose de él en cada momento de maneras naturales y tiernas. En las fotografías muestran la piel, la sangre y los vellos que existen en la cotidianidad, que están presentes en todos los momentos, que habitan en nuestro cuerpo al mismo tiempo que nosotros habitamos el mundo. Las imágenes de una desconocida me han ayudado a encontrarme y a pensar que la existencia debería sentirse así, cómoda y tranquila, que la belleza está más allá de todos los estándares y las poses fingidas, que el mundo es cálido cuando el cuerpo se usa para vivir, habitar. 

 1. HEIDEGGER,M. “Construir, habitar, pensar”, 1951, Damsdart. 

Artista: La urs @La_ursss

Por: Gio

     Inverösímil 

Edición #17

  • Instagram
  • Spotify - Círculo Negro
  • YouTube
  • Facebook
IMG_1324.PNG
IMG_1324_edited.png
coche1.png
Bicicleta1.png
Beso1.png
Gato1 copia.png
Circulo Paint.png
Circulo Payaso.png
Circulo Abanderado.png
Circulo cabina telefono.png
Circulo Calzones.png
Circulo cara de planta.png
Circulo Torre.png