logoivo_edited.png
muda_edited.png
inta_edited.png

siria es aquí

artista: Imad Habbab

por: f. bravo

" siempre se trataba de los mismos ojos, porque todo allá afuera es familiar dentro.."

1.

 

quisiera sentir este espacio menos mío, menos conocido. no reconocer nada, la ropa sobre el sillón, ni la guitarra colgando, que no reconociera y me regocijara lo agradable que es estar sentada sobre este sofá, que la luz de la lámpara me pareciera desconocida, que aquella planta sobre la cajonera fuera simplemente una planta y que nada más tuviera que ver, que ninguno de estos objetos me recordara nada, ni a nadie. tal vez sea por eso que me gusta viajar rentando apartamentos de desconocidos, porque allí hay historias en los objetos que yo desconozco, puede sentirse algo, pero nada familiar.

 

2.

reconozco a uno que otro en la pared, algunos rostros me resultan, en cierta forma, conocidos; otros puedo saber quiénes son porque los posters llevan sus nombres, al menos sus nombres de personas famosas. hemos cantado las mañanitas, la gente está contenta, está radiante de esa alegría social que es necesaria para festejar. tal vez coma un pedazo de tarta. me gustaría estar en un lugar repleto de desconocidos pero que me trataran familiarmente, y no con ese recelo que se le tiene al extraño, poder caminar, ver, saludar y sentirme en confianza, pero sin reconocer a alguien. cómo me gustaría ser una desconocida en esta sala y poder comer pastel y tal vez reír de alguna broma que desconozca, porque a veces las bromas ya me son tan familiares.

 

3.

la primera vez que salí al extranjero, cuando dejé de ver los edificios y personas que conocía desde pequeña, todo me parecía extraño, todo me parecía nuevo: colores, formas, olores y sabores, hasta en los detalle mínimos encontraba diferencias. me encantaba esa sensación de nuevas caras, de nuevos sonidos, nuevos idiomas, a veces totalmente incomprensibles que generaban cierta angustia en mí. pero cada vez que volvía a “casa” los colores se mezclaban, los rostros de pronto se parecían, los edificios me resultaban un poco familiares aquí y allá. entonces prefería volver a irme para reavivar la novedad. un buen día, todo me parecía familiar pronto, después de unos días veía en cada lugar, sin importar dónde estaba, rostros diferentes, colores mezclados de maneras particulares, acomodos tal vez especiales, pero siempre los mismos ojos de tristeza y alegría, de ansiedad, celos y regocijo, de placer y enojo; no importaba a dónde fuera, siempre se trataba de los mismos ojos, porque todo allá afuera es familiar dentro.

 

una frontera es una posibilidad de salir y encontrarse nuevamente con lo familiar.

ESCRITO POR:

f. bravo

SASINUN KLADPETCH

invasion

SASINUN KLADPETCH

invasión

Arte  y Cotidianidad

Lines

Arte  y Cotidianidad

Líneas