El Arte está muerto, ¡viva el arte!

Artista: Ars Mortis

Por: Juan-Pablo de Tarso.

 

“La Fe sin obras está muerta” (Santiago, 2:26)

“Y esta edición sin obras de los artistas, también” (El Editor, 2020)

Epístola a los de la Colonia Roma.

Hermanos, les comunico a través de esta cadena de Whats para llevarles la buena nueva. Nuestra señora, el Arte, ha muerto y nosotros la hemos matado. Puede que no hayan golpeado con el martillo, pero sostuvimos el clavo en la pared donde la colgamos para verla secarse y fallecer. No levantamos los muros del enorme mausoleo donde la depositamos, pero sí pagamos cada centavo en ver terminada esa obra. ¡Nos regocijamos de su muerte, hacemos filas para ver el cadáver! (¿Quién no lo haría? Es hermoso).

Y si bien, el Museo es ya un cementerio, pues ¿por qué no llenarlo de muertos?

Recuerdo la primera vez que vi un cadáver. Tenía quizá 8 años, más o menos, y me encontraba de viaje rumbo al norte del país. Tranquilos, no se asusten, por suerte no vi un cuerpo humano mancillado por la narco-violencia tan “pintoresca”. Nos detuvimos en una parada de carretera, y como siempre, los baños de parada son de lo peor. Así que opté por ir a mear.

Quizá debí haber notado la cantidad inusual de moscas volando, pero para ser honesto, me venía ganando ya. Mientras estaba orinando a lado del árbol, lo pude ver ahí tirado: un hermoso golden retriever tirado, seco, el amarillo-blancuzco de los huesos mostrando y su hocico a medio podrir. En aquel entonces no podía comprender mucho de lo que estaba pasando, sólo había en mí una reacción instintiva de correr y a la vez de mirar.

Nunca le había dicho nada a nadie al respecto; para ser honesto ¿para qué? ¿qué mayor    t r a s c e n d e n c i a  podría tener un cadáver? Pues, al parecer mucha dice @ars.mortis. ¿Alguna vez escucharon a alguna pareja decirle a su novi@: “Si te murieras, te disecaría para hacerte un muñeco”, o ¿cosas por el estilo? ¿Se les hace raro, lejano o de risa? Tan sólo miren el enorme pene de Rasputín en el Museo del Erotismo de San Petersburgo.

1

Vale, no vayamos tan lejos, digamos que es tu mascota de toda la vida; ¿la conservarías una vez que muriera? Probablemente sí, probablemente no.

Creo que Daniela Guzman apela a uno de los sentimientos más primitivos del ser humano: el miedo a desaparecer. Y lo refleja a través de la taxidermia; ¿qué mejor ejemplo que tratar de conservar a tu ser querido de la inevitable degradación de su cuerpo? Es un acto de Fe, aferrarse a lo que se hará polvo, como si pudiéramos evitar que se fueran de nuestro lado y atarlas al mundo. ¿Es egoísta? (en cierto sentido) ¿Es tierno? (un poco tétrico) ¿Podría ser un arte cotidiano? (Lo ha sido desde el Antiguo Egipto y más durante el siglo XIX, podría serlo ahora, aunque PETA quizá no esté de acuerdo).

La artista me recuerda a Teresa Margolles, pero sin el narco-factor. Estos son verdaderamente cadáveres exquisitos: hermosas y viscerales disposiciones. Como las fotos post mortem que se tomaban a la gente en la época victoriana. Referencias al voluptuoso y teatral barroco; homenajes a los misteriosos y arcanos dioses de la antigüedad (¡un michi bañado en oro!). No es un arte para los de estómago sensible, son un agridulce recuerdo estético de nuestros seres queridos, son Memento Mori. Nos habla de muerte, nos habla de Fe; nos habla de lindos conejitos destripados para adornar nuestra sala, porque los amamos mucho más allá de su propia existencia(?).

4

3

2

1

  Sí, búscalo. Sí, es un pene de 25 cm. No, no se han hecho pruebas al respecto, es más un artículo de anticuario que algo completamente “factual”, pero aún así demuestra mi punto.

  Teresa Margolles, artista conceptual muy controversial por sus fuertes obras de arte que son una crítica social.

 Dato que nadie me pidió, pero efectivamente, la gente se tomaba fotos con sus muertos. Chéquenlo, muy bizarro.

 Memento Mori: Recuerda que los memes mueren. Nah choro, recuerda que valdrás verga tarde o temprano, decían por ahí en el pasado.

2

4

3

muda_n_rosa_rgb.png