puedes soportar nuestra realidad?

obra: KAVILSA.
texto: colectivo Britney

Editor de Inverösímil: 

 

Déjanos decirte que nosotras fuimos fans de la britney desde que era una morrita, desde sus primeras canciones  como la de “baby one more time” cuando tenía la cara angelical, cuando apenas saltaba a la fama. Bailábamos todas sus rutinas de sus videos que salían en MTV y en ese tiempo nos poníamos a ensayar sus pasos en el zaguán de una de  tías de las integrantes. Todavía nos acordamos de los movimientos “1..2..vuelta..tap..tap..3 y split!” Bueno el split no nos salía tan bien porque unas andábamos gorditas porque a la esquina vendían unos tlacoyos bien chingones, hasta que un día nos propusimos todas dejar de hacernos pendejas y darle duro al ejercicio para que nos saliera igualito a ella. Neta que nos pusimos las pilas bien cabrón y no te mentimos, un día que nos prestaron una cámara, nos grabamos y cuando vimos la coreografía éramos como una masa que hacía todo al mismo tiempo. Estuvo muy cabrón porque algunas dijeron que no reconocían sus rostros, y era verdad, todos nos habíamos vuelto en una: en Britney Spears. 

 

Fue entonces que comenzamos a vestirnos como ella, a caminar como ella, a comer como ella, a reír como ella y hasta a llorar como ella lo hacía. Pero algo nos faltaba para estar completamente unidas ¡un nombre para nuestro grupo! No queríamos ser un club de fans más, éramos más que eso y estábamos conscientes de eso. Ahí tuvimos nuestras primeras discusiones, todo por un pinche nombre, pero se pasó rápido porque dijimos ¿cómo le gustaría a Britney que nos llamáramos? es más, si la tuviéramos enfrente de nosotras ¿cómo nos nombraría? Una de las integrantes, resultó que se las daba de artista, según pegaba unas madres que se llaman Wheatpaste de unos corazoncitos y la morra era creativa así que la escuchamos y se le ocurrió que nos llamáramos: Colectivo las britney’s. Como colectivo no solo nos dedicábamos a hacer coreografías, también comenzamos a hacer unas ilustraciones bien chingonas entre todas y escribíamos canciones al estilo de la britney que nosotras cantamos y las grabamos con la esperanza de que algún día la diosa britney viera nuestros videos musicales. Ya para ese tiempo estaba el Yutuve y también hicimos una cuenta (ya eliminada) para compartir nuestros videos artísticos. 

 

La vida de Britney se volvió una prioridad en las nuestras, el corazón de Britney palpitaba junto con el de nosotras. Cuando ella estaba feliz, nosotras también lo estábamos, era hermoso… pero todo empezó a valer madres, por allá del 2006-2007 cuando ella comenzó a ser atacada, humillada, degradada por los medios, por sus amistades, familiares y hasta por el Kevin Federline. Fue terrible para nosotras, nos sentíamos sin energía, vacías, enojadas, fastidiadas, deprimidas entonces hubo momentos trágicos dentro del colectivo, como en las películas donde la protagonista tiene sus crisis existenciales y parece como si todo se fuera al carajo, solo que en este caso se trataba de una crisis colectiva, todo alrededor de la Britney ¡Nos sentíamos impotentes porque no podíamos hacer algo para ayudarla! ¡Su carrera artística se estaba yendo al carajo! Lo que mandó todo a la chingada fue cuando la britney se rapó e hizo la escena ya muy famosa donde se está madreando a una camioneta con su paraguas ¡Pinches paparazzis! ¡Nunca la dejaron en paz! La presión la hizo estallar y a nosotras también nos pasó lo mismo, y poco a poco nos fuimos separando. Llegamos a ser un chingo de integrantes, ya parecíamos una iglesia con religión y todo. Bien pudimos ser un partido político, la neta. O si la britney hubiera aguantado más, ya hasta influencers seríamos. 

 

Pero la verdad, que chido que van a colaborar con Kavilsa para esta edición que nos dice que es sobre masa y poder. Cuando pensamos en masa, se nos viene a la cabeza la masa para las gorditas, o a la masa de harina pero ya la Kavilsa nos dijo que tiene que ver más con los grupos y las personas que utilizan el poder para controlarlos. Cada cierto tiempo el colectivo se reúne para hablar sobre el pasado, es muy cagado porque hubo muchos momentos donde ya no sabíamos cuáles eran nuestros problemas personales y los problemas del colectivo. Hasta hubo varias integrantes que las mandaron a terapia y tomaban medicamento de lo alteradas que estábamos cuando Britney pasaba por los escándalos. Cuando alguien fuera del colectivo llegaba a criticarnos o atacarnos, simplemente le respondíamos con una pregunta: ¿puedes soportar nuestra realidad?