Articulos Objetos_edited.jpg

Colaboradores de vida 

Un libro es a un escritor lo que un disco es a un músico, conductor es a automóvil como presidente es a país, el escritor es a libro como un pintor es a una pintura, piloto es a avión como maquinista es a tren. Recuerdo leer estas analogías en algún examen de admisión y quedarme en el pensamiento de “¿Cómo se relaciona tanto a una persona con un objeto a este punto de definición y diferenciación?” Para continuar con un “bueno, tal vez no es momento de cuestionarme algo así en medio de un examen a contra tiempo”. Sin embargo, esa duda es algo que me acompaña aún hoy en día pues sigo encontrando está gran relación de carácter en cada uno de los objetos que observo día a día. 

Queriendo huir de los estereotipos y normas socialmente aceptadas y determinadas, estas definiciones y diferenciaciones son el resultado de las relaciones persona-objeto que creamos con nuestros alrededores, a través del tiempo o en el momento que finalmente terminan siendo reflejo de quienes somos. Es decir, en retrospectiva uno asocia a un doctor con un estetoscopio porque es algo esencial en su profesión, la cual define mucho de su tiempo, así como a un panadero con un pastel ya que es un reflejo de su trabajo y por lo que más se le reconoce, o en casos donde socialmente no se puede huir de las normas sociales y caemos en nombres peyorativos, al marihuano se le asocia a la marihuana por ser aquello con lo que se le ve y resalta socialmente, a la mujer con maquillaje por el sistema patriarcal que bien sabemos disminuye a la mujer a un símbolo que nos impulse al apoyo de otro sistema (capitalista); la relación persona-objeto como cualquier otra relación puede tener diferentes matices pero, las causas de sus existencias existen.

Joaquín parece huir de las mismas normas y estereotipos que relacionamos bruscamente a las personas, pero mantiene en sus ilustraciones la relación de carácter que cada objeto puede conllevar, jugando con las ideas de las personas a quienes pueden pertenecer cada uno de los distintos objetos. Este elemento si bien es complicado, pues pone en duda el balance entre el objeto y nosotros, es decir, determinar si hoy por hoy el objeto nos define o nosotros a él, observar a un cocodrilo en su pleno auge a la orilla de un río preparado pero no listo para nadar pone en duda no solo a la esencia de un ser que se distingue por nada usando flotadores, sino también el porqué solo percibimos posible el uso de estos en las personas; un día cualquiera en una alberca, a un señor de 50 que utiliza flotadores será visto como nosotros vemos a este cocodrilo: fuera de sus instintos, fuera de su naturaleza, fuera de su elemento por solo y simplemente el uso de un objeto “fuera de lo común”. 

Cada una de las ilustraciones parece detonar muchos de los escenarios que vivimos con nuestros objetos: recuerdos, chistes, historias, críticas, fiestas, borracheras, desayunos, momentos pequeños, de esos que solo uno recuerda sobre sí mismo, cada uno de estos objetos especifico del momento y persona son además de ser parte del reflejo de nuestro carácter  son por ellos mismos colaboradores de momentos, de nuestras vidas.

Artista: Joaquin Carreño Ig: joaquincarre

Joaquín Carreño Por: Gabriela Navarrete
@joaquincarre

Articulos Objetos_edited.jpg
10.png
  • Instagram
  • Gris del icono de Spotify
  • Facebook
  • YouTube

OTROS ARTISTAS:

6 (1).jpg
molcajete.png
molcajete.png
molcajete.png
molcajete.png