artista: Paola Estrella

@py_star

por: Sr. Editor

Las aves no mostrarían su identidad, su alteridad, sino un uso superficial de la diferencia, alteridad, para resaltar su “originalidad” entre el grupo, pero que está investida en un estado de positividad y que en última instancia: todos son iguales.

A menudo se ha sostenido que los seres humanos dominan y ejercen el control de la naturaleza, del ambiente y de la voluntad propia; la idea de progreso, del libre mercado, la era digital, la regulación de las hormonas, carros eléctricos, clonación humana…infinitud de virtudes humanas dimensionan a la especie humana en el más alto rango de evolución sobre el planeta: del homo sapiens al homo virtualis. Fue un destello, un instante en la historia occidental para que, en la actualidad, niños de diez años le digan a un dispositivo cilíndrico: “Alexa: pide una hamburguesa vegana sin mayonesa, con papas de camote y agua mineralizada traída de los manantiales del Nepal ” en una cotidianidad que a nadie le asombra. Y aún así, a pesar de los avances tecnológicos y culturales, la persona todavía no posee la habilidad o herramienta para dejar de roncar por las noches; artistas y escritores siguen generando discursos sobre el amor, la muerte y la guerra; adolescentes se sorprenden y se aterrorizan cada vez que se miran al espejo preguntándose ¿quién soy? Sumado a la última novedad que ha puesto a temblar la economía, a mostrar con mayor claridad la desigualdad, la creciente percepción de incertidumbre hacia los gobiernos, reconstrucciones en torno al espacio público y privado, y realzar la vulnerabilidad del individuo contemporáneo: Covid-19.

Ya en 1927, Sigmund Freud, en el porvenir de una ilusión, resaltaba en las primeras páginas del texto, la contradicción humana; una compulsión al trabajo para fortalecer el progreso de la sociedad y la cultura, y por el otro lado, las inherentes pulsiones sexuales y destructivas que surgen de un inconsciente siempre enigmático. En la actualidad, el término inconsciente, se ha plegado en el lenguaje popular hasta convertirse en una adjetivación banal: “eres un inconsciente”, “inconscientemente, estoy enamorado de mi padre”, “necesitas reprogramar tu inconsciente para tener actitudes positivas”, probablemente Freud no deseaba que su concepto tuviera esa significación, y más aún, que se mostrara que el inconsciente tiene que ver con el instinto, haciendo equiparaciones entre la destrucción que se despliega en el ser humano con la que es mostrada con los animales en su entorno habitual. En tiempos recientes, y tomando referencia al pensamiento de Byung Chul-Han, con su libro, Topología de la Violencia, describe a una sociedad occidental donde las prohibiciones, lo negativo, se ha removido y el contrapeso es,  un individuo donde todo se le es permitido, donde todo se puede: “si tú te lo propones, puedes hacerlo, el límite  eres tú mismo”. Las personas van a Yoga, toman jugos Detox, consumen pollo orgánico, van a lo pueblos mágicos a recargar su espiritualidad, compran prints de artistas emergentes, todo lo anterior, para tener efectos de bienestar y así, eliminar -ilusoriamente- los pensamientos negativos que dañan el alma.  Irremediablemente, este tipo de ejercicios mentales genera una presión interna en el individuo; un superyo sádico, autoexigente, por ende, la destrucción se vuelca hacia el propio individuo. Es la violencia de la positividad la cual refiere el Sr. Han: “Más bien uno entra en guerra consigo mismo. La falta de negatividad de la enemistad hace que la guerra se dirija contra uno mismo. Quien destruye, será destruido. Quien golpea, será golpeado. Quien vence, pierde a su vez. Esta guerra carece de visibilidad y ostensibilidad, puesto que se manifiesta como paz. Se trata de una guerra en la que nadie puede ganar”

En la exposición de Paola Estrella: Altertidad, en la mayoría de las obras, seres híbridos (mujeres-perro, hombres-aves) están en escenarios cotidianos de la clase media alta. A simple vista, se pensaría que estos personajes realzan su verdadera identidad a través del arquetipo animal; si se revierte ese sentido, también se podría pensar que, por ejemplo, en la obra: Shower, los seres híbridos, manifiestan el uso de las aves a modo de su transformación a seres domésticos, enjaulados en una bonita estancia típica de la colonia Condesa. Las aves no mostrarían su identidad, su alteridad, sino un uso superficial de la diferencia, alteridad, para resaltar su “originalidad” entre el grupo, pero que está investida en un estado de positividad y que en última instancia: todos son iguales. No sería raro que estos seres-aves adoren asistir a los temazcales, compren pan dulce de Rosetta porque está hecho con masa madre y mejora la digestión, promuevan la ropa vintage y tomen mezcal artesanal para ayudar a los negocios locales.

Bestias
Shower

En la obra: Bestias, dos mujeres desnudas con cabeza de perro, han sido domesticadas, esa pulsión sexual de la que habló Freud, a pesar de la desnudez, está ausente. Particularmente con esta obra recordé una entrevista que le realizaron a Perez-Reverte, donde mencionaba que veía en las sociedades actuales una educación de la buenes: niños que se les enseña a mirar a los animales con cualidades bondadosas, amorosas, cariñosas; el león es amigable, la abeja es empática. Ideológicamente, el ser humano estaría inmerso en un sistema de positividad, donde las pulsiones agresivas intenten eliminarse, despojarse, moldeando ciudadanos idénticos y sobre todo, creyendo la mentira de: lo negativo es malo y lo positivo es bueno; Freud entendió que las pulsiones sexuales y destructivas son inherentes e ineludibles, y  por tal motivo, se intentaría expresar dichas pulsiones a través manifestaciones culturales aceptadas por una sociedad, que paradójicamente, incita ser idénticos.

Visita la exhibición virtual de Paola Estrella, Alteridad a través de Artlatinou que estará este mes disponible para que no salgas de tu hogar: www.artlatinou.com/exhibition hasta el 29 de septiembre.

placer_1 (1).jpg

Recuerdos de verano

1 (1).jpg

Boca digital

F505794E-6445-424C-8438-EE9B7C2C9B3C.jpe

El placer de existir

_MG_8012.jpg

Ano digital